Papa Francisco: el pobre me necesita

Papa Francisco: el pobre me necesita

La pobreza nos interpela aunque a menudo no directamente porque la cultura del bienestar en la que vivimos nos hace insensibles a las exigencias de los demás. Lo dijo el Papa en la audiencia general, recordó una de las obras de misericordia: dar de comer a los hambrientos y de beber a los sedientos y señaló que las formas de caridad, lanzadas a menudo por los medios de comunicación son importantes, pero no bastan. Hay quien huye de la mirada del pobre, pero la fe pide actuar de otra forma. La fe sin obras está muerta: incapaz de hacer obras, caridad, amor. Siempre hay alguien que tiene hambre y sed y me necesita. No puedo delegar a nadie. El pobre me necesita a mí, mi ayuda, mi palabra...