Del confesionario, a la Eucaristía, una hostoria de amor

Del confesionario, a la Eucaristía, una hostoria de amor

El Padre Pío, al que Dios donó particulares carismas, se empeñó con todas sus fuerzas por la salvación de las almas. Los muchos testimonios sobre su gran santidad de Fraile, llegan hasta nuestros días, acompañados por sentimientos de gratitud.